10 consejos para que tu coche dure más y mejor

2
719
Foto: Florian van Duyn

¿Quieres que tu coche dure más tiempo y en mejores condiciones? En este post te damos las claves para que tu vehículo se mantenga en buen estado el máximo tiempo posible. ¡Toma nota!

Nuestro vehículo nos acompaña, nos da independencia y en muchas ocasiones se ha convertido en un elemento imprescindible en nuestro día a día, así que cuanto más tiempo esté con nosotros y en buen estado, mucho mejor. La clave está en cuidarlo desde el principio y estar atento a algunas cosas:

  1. Revisiones y plan de mantenimiento

Todos los coches tienen un manual de mantenimiento oficial de la marca en el que dan una serie de recomendaciones y aconsejan pasar las revisiones periódicamente. No es algo obligatorio, pero sí muy conveniente que se sigan las recomendaciones y se pasen estas revisiones anuales para comprobar el buen estado del coche.  

2. Neumáticos

No hay una duración exacta para cambiar los neumáticos porque depende de varios factores: el diseño, el clima, los hábitos del conductor, las condiciones de la carretera y sobre todo, el cuidado que se les dé. Por eso, es esencial revisar la presión habitualmente, especialmente cuando se va a realizar un viaje y revisar el desgaste del dibujo que te indicará si es necesario cambiarla. Además, en las revisiones periódicas los mecánicos comprobarán el estado de tus ruedas y te avisarán si conviene sustituirlas.

3. Vigila el nivel de aceite

Aunque los coches tienen un testigo que se enciende cuando el nivel del aceite está bajo mínimo, te aconsejamos que no esperes a llegar a ese punto porque es un riesgo innecesario y peligroso, ya que puede causar daños graves en el motor. Te recomendamos que compruebes el nivel de aceite al menos una vez al mes.

4. Limpieza del vehículo

Aunque puede parecer que la limpieza es algo puramente estético, no es así. Al coche le caen todo tipo de residuos, desde tierra o barrio, excrementos de pájaros, alquitrán, además de insectos o cualquier objeto que pueda caerle. Todo eso daña componentes del vehículo como la pintura y la estructura externa de la carrocería. Por tanto, es clave limpiarlo a menudo, por fuera y por dentro, además de limpio lo mantendrás más tiempo cuidado.

5. Escucha a tu coche

Es importante saber “escuchar” a tu vehículo, estar atento a posibles ruidos metálicos, a traqueteos del motor, chirridos, un temblor en el volante… todos estos pequeños detalles pueden ser señales de alguna avería. Si es así, es mejor que acudas cuanto antes a un taller para que lo miren, ya que si dejas pasar más tiempo se puede convertir en una avería más costosa.

Foto: Courtney Corlew

6. Buenos hábitos de conducción

Sí, aunque no lo creas, tu manera de conducir influye en el cuidado del coche. Por eso, te aconsejamos no conducir de manera brusca, dando acelerones o frenazos, lo cual desgasta frenos y la transmisión e intenta que los cambios de marcha sean fluidos. Cuidado con golpear los neumáticos al aparcar o salir de garajes, ya que, aunque no se aprecien se pueden producen daños que estropean la goma.

Otro consejo a tener en cuenta es que trates, en la medida de lo posible, no hacer recorridos demasiado cortos, ya que el funcionamiento en frío aumenta el desgaste de las piezas e impide que el aceite se caliente.

7. Cambio de filtros

Te recomendamos que una vez al año revises los filtros: de

  • Aceite: conviene cambiarlo cada vez que se cambia el lubricante.
  • Aire: garantiza que el aire que llega al motor no contiene partículas abrasivas.
  • Combustible: es esencial para garantizar la salud del motor.
  • Habitáculo: cuida de la salud de los ocupantes impidiendo que entren partículas de polvo y polen.
Foto: Pixabay

8. Correa de distribución

La clave es seguir las indicaciones del fabricante del coche sobre los invervalos de cambio de la correa de distribución. Tienes que pensar que es un elemento que se desgasta y si se llega a romper, puede generar una avería grave y costosa en el motor, de ahí que lo mejor sea cambiarla cuando aconseje el fabricante.

9. Frenos y amortiguadores

Antes hemos hablado de la importancia de la buena conducción y es que el desgaste de los frenos tiene mucho que ver con esto. Si están en mal estado necesitaremos más recorrido para poder parar el vehículo y esto en una emergencia es peligroso. En la revisión anual, los especialistas revisarán su estado. Los frenos son, junto con los neumáticos y los amortiguadores, el llamado “triángulo de la seguridad”. Aunque hay muchos factores que influyen en el buen funcionamiento del amortiguador, su desgaste es poco perceptible para el conductor, así que se aconseja revisarlos cada 20.000 kilómetros.

10. Limpiaparabrisas e iluminación

Estos dos elementos influyen mucho en la visibilidad y seguridad del conductor. Es importante cambiar las escobillas del limpiaparabrisas para asegurarse que barran bien y quiten el agua sin hacer ruidos o saltos, ya que esa sería una señal de que necesitan ser cambiados.

En cuanto a las luces, lo ideal es comprobar periódicamente (una vez al mes estaría bien) que funcionan correctamente las luces de posición, cruce, carretera, los antinieblas, intermitentes, las de freno, marcha atrás, etc.

Como veis, hay muchas cosas a tener en cuenta para mantener cuidado tu vehículo pero lo más importante, es que no dejes pasar la revisión anual en un taller de confianza porque ellos se asegurarán de que todo está correcto.

2 Comentarios

Responder a Cuándo llevar el coche al taller | Tuki Noticias Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here