Cuándo llevar el coche al taller

0
836
Foto: Erik Mclean

¿No tienes claro cuándo tienes que llevar el coche al taller? ¡No te preocupes! Es lógico que la mayoría de los conductores no seamos unos expertos en mecánica y es normal que surjan dudas sobre cuándo debemos ir a nuestro taller de confianza. En este post te vamos a dar unos sencillos pasos para ayudarte a saber cuándo llevar tu coche al mecánico:

Revisiones anuales

Como ya te comentamos en el post anterior, es esencial que todos los vehículos pasen una revisión anual para comprobar que el coche tiene todo en orden. Revisar neumáticos, frenos, amortiguadores y algo esencial que es cambio de aceite y de filtros… son algunas de las cosas que todos los conductores deberían mirar al menos una vez al año. Ya sea en la casa oficial o en un taller de confianza pero es imprescindible que tu vehículo sea supervisado por un profesional que compruebe que todo está en orden. Esto es clave para evitar averías más complicadas y sobre todo, para mantener tu coche en buen estado para que dure más y en mejores condiciones.

Bombillas y testigo del cuadro de mandos

De toda la vida, cuando se fundía una bombilla del coche se podía cambiar relativamente fácil, pero hoy en día tal y como están hechos los coches, es mucho más complicado poder hacerlo, ya que a veces, requiere desmontar el faro entero. Por tanto, si no lo ves fácil y ante la duda, acude siempre a tu taller para que la cambien, ¡será mucho más fácil y rápido! Por otro lado, ten en cuenta de que a veces en el cuadro de mandos se enciende un testigo para alertar de un posible problema o avería. Si no eres capaz de identificarlo, te recomendamos que lo lleves a un taller para que lo veo un experto.

Foto: Pixabay

Ruidos extraños

Una de las claves para que un coche dure más tiempo y en mejor estado es «escucharlo». Es algo que puede parecer una tontería pero que es muy importante. Estar atento a los posibles ruidos extraños que tenga tu vehículo: ruidos metálicos que no tenía anteriormente, temblores en el volante, notar los neumáticos alguna sensación diferente… Cualquier cosa que notéis distinta a la habitual puede ser un síntoma de que el coche tenga una avería y que si no lo lleváis al taller puede desembocar en algo mucho más grave y costoso. Así que cualquier anomalía que notéis es razón suficiente para llevar el vehículo al taller.

Olor extraño en el vehículo

Hay distintos tipos de olores y algunos pueden ser importantes, por eso, hay que tenerlos en cuenta. Por ejemplo, si notáis en el interior del coche un olor a gasolina puede que exista una fuga en el sistema de combustible o de emisiones pero es si es desagradable pueden ser problemas en el catalizador. Sea como sea, recomendamos acudir a un taller porque seguramente haya que cambiar el filtro del aire, de habitáculo, el aceite del motor, revisar la transmisión o el nivel del refrigerante. En cualquiera de los casos, lo debe ver un profesional porque puede ser la pista de avería.

El color del humo

Si percibes un cambio en el humo del tubo de escape, ¡no olvides consultar con un profesional! Si tiene un color azulado puede ser que haya entrado aceite en la cámara de combustión o que los retenes de las guías de válvulas o algún otro elemento están desgastados. Lo mejor es que lo lleves al taller para que lo revisen.

Esperamos que este post os haya resultado útil y sobre todo, que no paséis por alto estos problemas que pueden surgir en un coche. Y ya sabéis, que nosotros en Tukicar estamos aquí para hacer este proceso de una manera más rápida, segura y cómoda para vosotros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here